Comentarios al Informe sobre Sectas de la Cámara de Diputados - Chile

.
Usted debe saber que los Estados tienen políticas sistemáticas y concertadas para negar la existencia del problema sectario, las que tienen como consecuencia la violación permanente de DERECHOS HUMANOS supuestamente garantizados por parte de sectas y "AUTORIDADES".

Lo grave del asunto es que bajo coerción y a través de medidas administrativas, los funcionarios se ven obligados a violar DDHH de niños y adultos (el que se niegue, irá de inmediato a lista 4 y en casos graves: "aparecerá muerto").

La pregunta qué surge es:

¿Quién o quiénes ordena/n en los aparatos estatales de TODO EL MUNDO, pasando a llevar soberanías, sistemas y poderes judiciales, legislativos y ejecutivos?

JCB
AIS CONO
SUR

DENUNCIE, INFORME E INFÓRMESE

DENUNCIE, INFORME E INFÓRMESE
www.victimasectas.com

RED DE PREVENCIÓN SECTARIA

En cualquier Comunidad Autónoma de España,
te pondremos en contacto con profesionales
para que te ayuden a superar esta situación
atencion@redune.org

viernes, 21 de marzo de 2008

Comentarios al Informe sobre Sectas de la Cámara de Diputados - Chile -1era. Parte

PATÉTICO

“Según algunos estudios, el 70% de los egresados de las universidades chilenas no entienden lo que leen.”
(“Es lo que hay”, se suele decir.)



(Actualizados al 18.03.08)

Antes de partir nos parece deseable y necesario mejorar y ampliar el limitado concepto de ´sectas religiosas´ usado en este informe, por uno más actual y científico, como es el de “grupos con comportamiento destructivo”.

Sabemos, con la certidumbre que nos da la experiencia, que los patrones sectarios se dan y pueden ser observados en todo tipo de grupos humanos, teniendo éstos poco o nada que ver con la genuina “experiencia religiosa”, invocándose normalmente el carácter supuestamente religioso por parte de algunos o muchos “grupos con comportamiento destructivo”, como un seguro camuflaje y protección frente a los legítimos controles del Estado y del cuerpo social.

Además limitar el alcance de un informe como éste, sólo a las presuntas ´sectas religiosas, supone una grave omisión a la verdad de los hechos; coartar y truncar desde su origen el actual y futuro hacer del Estado de Chile en la legítima defensa de los derechos fundamentales de los ciudadanos.

La democracia se enfrenta al más grave de los fenómenos sociales destructivos; tanto más grave, porque el ciudadano común desconoce totalmente la existencia de éstos.

Paradójicamente , todo el espectro político-social y el Estado mismo y sus poderes se encuentran infiltrados y neutralizados por alguno de los más peligrosos grupos con comportamiento destructivo; muchos de éstos , verdaderas multinacionales del poder y del dinero.
.
Veremos habitualmente sólo el accionar de los títeres; los señores del juego permanecerán en las sombras.

La República, el esfuerzo de nuestros mayores se encuentra en peligro.

LIF

´El tema es que "dios” es un muy, pero muy buen negocio...´

"La condición primordial para enfrentar de manera cabal el tema de los “grupos con comportamiento destructivo”, es la toma de conciencia por parte de la sociedad de las últimas evidencias científicas en relación al control mental y las que nos hablan de que es posible obnubilar funcionalmente a los centros cerebrales superiores mediante las técnicas y procedimientos adecuados, todo y más lo que produce los llamados estados de trance.

En estos estados sólo queda actuando el robot humano que habla, razona, actúa y adquiere compromisos; pero sin la condición primordial que nos hace hombres, la conciencia.
Es en esta condición en que se realizan las acciones de los grupos destructivos sobres sus miembros, las mujeres y los niños, las víctimas más frecuentes y habituales.

Una adecuada respuesta del Estado debe considerar las últimas concepciones científicas del universo y de lo que es la realidad,

De no hacerlo seguiremos entrampados en el oscurantismo y barbarie del milenio que se fue. "

MANIFIESTO

“La mayoría de edad y el supuesto discernimiento asociado es un hecho legal y jurídico, pero de ninguna manera uno científico.

El discernimiento humano no es una facultad que posea el carácter de constante, sino que es una situación en fluctuación permanente de y en la mente humana, cuyas variables se modifican y cambian influidas por factores de espacio-tiempo y dependiendo del sistema social en que el individuo se encuentre inserto en un momento dado; siendo el “control emocional” que el “colectivo social” ejerce sobre él lo que determinará la mayor o menor presencia de este discernir, estando disminuido o lisa y llanamente en su ausencia en las “modalidades aumentadas” de “emoción alteradora” o “estabilizadora” o los llamados por el premio nobel Walter Hess, investigador del cerebro, el “modo ergotropo y el trofotropo”.

De esto, que es un hecho de la ciencia y desarrollado en tiempos modernos por Galina Solovey y Anatole Milechnin en la hipnosis científica; podemos inferir que, ejercemos la ley y pretendemos defender los derechos de las personas, no en base a la evidencia objetiva de la ciencia, sino fundamentados en el oscurantismo y la barbarie del prejuicio.

Entender esto por parte de fiscales y jueces, es fundamental para enfrentar adecuadamente la problemática de los grupos destructivos sectarios.

Nos parece difícil lograr esto en nuestros sistemas judiciales, probablemente algunos de los más poderosos sistemas sectarios conocidos y que cumplen con todas y cada una de sus condiciones de anulación del individuo y del pensamiento libre de éstos.

La libertad sólo puede ser ejercida desde la ciencia, nunca desde la creencia.”

JCB
A.I.S.


TEXTO DEL INFORME

“Honorable Cámara:

La Comisión especial encargada de investigar la existencia y actuación de las sectas religiosas en nuestro país, pasa a informar acerca del cometido que le fue encomendado, en virtud de un proyecto de acuerdo aprobado por la honorable Corporación en su sesión 8ª, ordinaria, de la Legislatura Ordinaria 2000, del día 22 de junio del año 2000.

I. FORMACIÓN DE LA COMISIÓN.

Proyecto de Acuerdo que la crea:
La honorable Cámara, en la fecha y ocasión mencionadas, prestó su aprobación al siguiente

PROYECTO DE ACUERDO

“Considerando:

Que, es un hecho de público conocimiento que, durante las últimas semanas, doña María Pura Mutis Arce y doña Alicia Aballay Estay denunciaron a los integrantes del Centro de Estudios Tibetanos, ubicado en calle La Habana Nº 801, Recreo, comuna de Viña del Mar, señalando que algunos de sus integrantes habrían llevado adelante una verdadera operación de lavado de cerebro respecto de sus hijas, las que, sin conocimiento de sus padres, viajaron al extranjero, específicamente a España, a las Islas Canarias, con pasajes y gastos pagados por quienes forman parte del referido centro.

Que, en el caso de la hija de doña Alicia Aballay Estay, viajó hace aproximadamente cuatro años, sin que hasta la fecha haya vuelto a Chile.

Que, por su parte, en el caso de la hija de doña María Pura Mutis Arce, si bien expresó que permanecería en el extranjero, las acciones públicas y legales deducidas por su madre facilitaron su regreso, y actualmente se encuentra en el país. La necesidad de llevar adelante estas acciones públicas como una forma de posibilitar el regreso de las jóvenes que viven esta experiencia fue ratificada en su momento por las autoridades de la Policía de Investigaciones de Chile y del asesor del Ministerio del Interior, el doctor en Sociología y especialista en sectas religiosas, abogado Humberto Lagos Schuffeneger.

Que, a contar de la difusión pública de estos hechos, se han recibido diversos testimonios de familias y de jóvenes, ex integrantes de este centro, que dan cuenta de hechos graves y presumiblemente delictuales, declaraciones que en muchos casos han sido prestadas en reserva por temor a venganzas o por no aparecer vinculados a esta organización. Simultáneamente, hay también personas dispuestas a prestar testimonio, bajo la debida reserva, a fin de colaborar con el esclarecimiento de los objetivos ilícitos que tendría la secta en cuestión.

El temor a actos de venganza, es una de las razones fundamentales de la negativa de las víctimas a denunciar los hechos que les han sucedido en su relación con los “grupos con comportamiento destructivo”.

Es sumamente importante hacer notar, que la relación habitual entre este tipo de grupos y los círculos de poder, aumentarán el rango de acciones punitivas posibles, llegándose a usar de facciones armadas mantenidas por el Estado para controlar a opositores y desertores.

El Ministerio del Interior debe tomar nota especial sobre este punto.

Que, especial mención cabe hacer respecto de un documento denominado “El Libro Prohibido del Ambam”, que doña Alicia Aballay Estay obtuvo de integrantes del Centro de Estudios Tibetanos en los días previos a que su hija viajara a España y cuyo contenido es un ataque frontal, descalificatorio e injurioso a las organizaciones religiosas tradicionales, como, asimismo, busca la destrucción de todo vínculo que una a los jóvenes con su familia, la institución del matrimonio, la estructura social y fomenta la más absoluta promiscuidad sexual.

No nos parece válido hablar de ´organizaciones religiosas tradicionales´, poniéndolas inmediatamente fuera de todo cuestionamiento (proveyéndolas de un seguro escudo ante eventuales investigaciones), en circunstancias que dentro de éstas se encuentran y tienen existencia algunos de los más peligrosos “grupos con comportamiento destructivo” a nivel mundial.

Éste es un hecho fundamental a tener en cuenta para un adecuado entendimiento, toma de alcances y de la real magnitud del problema: el asunto sectario y su accionar es un asunto de comportamientos, no de creencias y los comportamientos destructivos se presentan en todo tipo de agrupaciones humanas, entre éstas las ´religiosas´.

Calificar como ´secta´ a un grupo por su condición de disidencia de las grandes organizaciones ´tradicionales´ o por la ínfima cantidad de miembros no sólo es errado sino parcial.

Para una sociedad laica no es importante lo que se cree pues esto está y debe permanecer dentro de la esfera privada, lo que le/nos importa es lo que se hace/hacemos y este hacer debe generarse dentro de los acuerdos consensuados que hemos construido para un existir civilizado.

El estatus religioso de una persona o grupo debe ser considerado siempre como un agravante en la comisión de hechos delictuales y nunca como una disminución en la gravedad de los hechos.

´Considerar la jerarquía religiosa de quien comete uno de estos delitos, un agravante y no un atenuante que licue o diluya la responsabilidad. la estafa es condenable a manos de un oportunista callejero, pero mucho más grave es en manos de un líder religioso ya que en ese caso el fiel le entregó su confianza y en este sentido ha suspendido su juicio crítico. la conducta delictiva bajo la cubierta de actividad religiosa es una de las peores estafas al individuo sino la peor.´

Extractado de ¿Hace falta un Registro de Cultos en Argentina?, del experto Oscar Gerometta, Editor Informe sobre Sectas

Que, como prueba de esto último, cabe transcribir textualmente algunos párrafos de este libro:

Página 2: “Puedo devolverte a tu camino original o te puedo llevar al Ambam. Si realmente deseas ir, entonces debes saber que sólo existe un camino, el de ida porque no hay camino de regreso. Lo que más me admiró fue el que a pesar de que yo venía de un mundo en que todo es duda, miedo, aprovechamiento, envidia, materialismo, esta persona en ningún momento titubeó, simplemente me llevó”.

Página 61: “Tanto los católicos, como los cristianos, los hebreos y los orientales son un nido de hipocresía, abuso y explotación ... escondidos en su cinismo muestran y hacen libros de grandes aventuras y maltratos, diciendo que ellos están hechos a imagen y semejanza de un supuesto Dios”.

Página 62: “Les tengo tan dominados, que aunque se den cuenta de que soy un vulgar ladrón, asesino y criminal, igual me titulan Santo Papa y representante de Dios ...este padrino de esta gran mafia romana se está pudriendo de sida y materialismo”.

Página 118: “Si a un “civilizado” de mi mundo le mostrasen esa vía de elevación, superación, placer y goce, no lo creería. En mi antiguo mundo, mi familia o amigos, aun cuando según ellos mismos afirman que me desean lo mejor, si se hubiesen enterado de donde me encontraba entonces, no lo habrían creído, y si extrañamente lo hubiesen creído, como ellos no podían ser partícipes de esa maravilla, habrían luchado para sacarme de allí para que así yo siguiese tan sucio como ellos”.

Página 134: “Me hizo recordar cuando yo estaba en la Tierra ...los padres nunca se acuerdan de cómo les dieron la vida a sus hijos, y lo único que recuerdan lo recuerdan con las enseñanzas de la secta católica: en forma morbosa, porque los católicos se han destacado en enseñar que el cuerpo es sucio, macabro y prohibido, sin embargo, no informan a las gentes que ellos forman una organización de lesbianas y homosexuales, que son los llamados conventos de curas o sacerdotes y los de monjas y así, después, para promover su invento del matrimonio, con las mentes de homosexualismo y lesbianismo, retrógradas y maliciosas se atreven a decir: -“Venid, hijos míos, tenemos que daros una lección sobre hogar y familia, de cómo tener hijos y de cómo mantener una familia en forma cristiana” ... y luego osan decir: somos hechos a imagen y semejanza de Dios.

Página 135: “En este lugar se trabajan las diferentes posiciones de la parte sexo, carnal y transmisión de energía, te enseñan cómo sacarle el máximo provecho, tanto al macho como a la hembra. También te enseñan a que no conozcas jamás la rutina ni la monotonía en lo que es carnal o “amor”, como le llamáis vosotros. Aquí tanto el hombre como la mujer nunca quedan saciados...”.

Páginas 142 y 143: “Lo que sucede es que la persona que irás a salvar es una mujer, y ella no puede venir por sí misma desde ese oscuro fango al que pertenecías tú ... Es una mujer joven, dinámica y buscadora, y que quiere salvarse y escapar de ese fango oscuro, sucio y putrefacto y cuando este mensaje llegue a ella, de una forma que le resultará muy extraña a ella misma, te ubicará en forma inmediata y te dirá: Llévame. ¿Por qué has tardado tanto en venir a buscarme? Y te seguirá en seguida y rápidamente”.

Página 149: “Todas las mujeres del Ambam son bellas. No ocurre allí lo que ocurre en mi mundo, en que hay de todo. En el Ambam no existe la imperfección que existe en la tierra. La raza es estable y sobria, no se ven enfermos o gente deprimente o amargada”.

Que, conforme a la información recogida por los expertos en sectas religiosas -cuya concurrencia se solicitará, de aprobarse la constitución de una Comisión investigadora-, éstas han proliferado en muchos países del mundo y también en el nuestro, detectándose casos en que presentan un claro perfil destructivo. Se trata de grupos minoritarios, de carácter excluyente, que afirman ser los únicos poseedores de la verdad, de la salvación, de los caminos y los medios para obtenerla; son dirigidos por un líder carismático, que se presenta como la divinidad encarnada, induciendo a los fieles, por la vía de una concientización radical, lavado de cerebro, violación psíquica y control mental, a una sumisión fanática, incondicional, que los lleva a una obediencia irrestricta a todos los requerimientos conductuales que se les exigen.

Grupos que de ninguna manera son minoritarios, sino que se les encuentra abundantemente en todos los estamentos de la vida nacional y lo que es más grave: la mayoría de ellos están calificados como de más alta peligrosidad por los informes europeos por poner sólo un ejemplo.

Entre algunos de éstos podemos nombrar a la Colonia Dignidad (la que curiosamente pese a ser reconocida internacionalmente por los expertos como una de las más peligrosas y emblemáticas sectas destructivas no fue mencionada en el Informe, ¿por qué?), a los Niños de Dios, la Escuela de Yoga de Buenos Aires, Nueva Acrópolis, Ananda Marga, Sahaja Yoga, etc.

Habitualmente se infiltran en los círculos de poder ya sea político, judicial o periodístico a través de los siguientes medios:

Suministrarles a algunos de sus miembros drogas, mujeres y/o niños; luego una vez filmados serán chantajeados de allí en adelante inhabilitando cualquier caso, investigación o denuncia que caiga en sus manos.

Es de fundamental importancia determinar y esclarecer de manera científica los métodos usados habitualmente por los grupos con comportamiento destructivo para el sometimiento de sus adeptos, entre algunos de éstos los mencionados en el informe: concientización radical, lavado de cerebro, violación psíquica y control mental; estudios y conclusiones que necesariamente producirán un cambio radical en el Derecho Chileno y en el ejercicio práctico de la justicia.

¿En dónde quedan los conceptos de supuestas minoría/mayoría de edad, de responsabilidad individual, si se consideran a las irrebatibles evidencias que nos proporciona la psicología de las masas y que hablan de la inexistencia del ciudadano y sólo del hombre-horda manipulado y manipulable ?

Será imposible llegar a ser una nación verdaderamente libre y soberana mientras las fuerzas de la irracionalidad y del control del individuo no sean identificadas y consideradas como los elemento fundamentales que rigen el comportamiento social tanto del grupo como del hombre-masa.

En base a esta nueva visión urge un replanteamiento de las instituciones del Estado y de los principios últimos del Ser Nacional y de la República; para que exista el ciudadano se requiere al hombre y el hombre sólo puede nacer de la libertad y de la consciencia despierta.

El trágico estado actual de la humanidad en todos los órdenes nos urge a resolver.

Que, estas sectas, según los expertos aludidos, se caracterizan por lo siguiente:

a) Fanatismo incondicional, grupo exclusivo, líder revelado.
b) Los fieles rompen con el mundo, específicamente con sus familias, sus amigos, el entorno educacional, etcétera.

La supuesta libertad religiosa, la mayoría de edad, etc. serán las justificaciones invocadas por parte de los funcionarios del Estado para permanecer al margen de investigar las denuncias, incluso habiendo uso de coerción y drogas para retener a las víctimas.

En el caso de los menores sufrirán la violación de la mayoría de sus derechos supuestamente garantizados, sin que las ´autoridades´ los protejan.

El concepto a tener en cuenta para analizar lo que sucede en estos ámbitos es: redes de protección, se usa de las cadenas de obediencia institucional lícitas en forma ilícita por medio de controlar sus puntos estratégicos (coimas-dinero, amenazas, extorsión, etc.)

El drama sectario tiene dos elementos que permiten su existencia y que son uno y el mismo:

1-La secta en sí misma

2- Las redes de protección dentro del Estado que inhabilitan el estado de Derecho para beneficio de sus protegidos.

c) Los fieles son condicionados por medio de métodos violatorios de la dignidad humana y, generalmente, se les exigen conductas indignas, tales como sexualidad pervertida, trabajo esclavo, sueño disminuido y desprecio por la familia natural.

PREGUNTA: ¿Por qué los servicios de protección del Estado no han operado en estos casos?

d) Enriquecimiento ilícito de los líderes por la vía de explotación de sus fieles, exigiéndoles trabajo gratuito, cuotas de dinero diario, sin sujeción a las leyes laborales.

PREGUNTA: ídem anterior.

e) Sexualidad manipulada como medio de control conductual, particularmente de las mujeres, lo que denominan “prostitución santa” y a lo que se suman otras formas de comercio sexual.

Comercio sexual con el que corrompen a los estamentos del Estado (ejemplo: los Niños de Dios, Osho Rajneesh, etc.).

f) A los niños del grupo sectario se les educa para reproducir la ideología y las prácticas de esa organización y en muchos casos son víctimas de abusos sexuales.

Niños que no han sido/serán defendidos por el Sename y de hacerlo no será mencionado el aspecto sectario.

Los autores del texto han recibido testimonios acerca de la imposibilidad de los funcionarios de ejercer la defensa de los menores, debido a fuertes presiones ilícitas y que ´los organismos internacionales no los escuchan ni a ellos´ en sus reclamos.

g) Graves lesiones a la salud física y mental de los fieles.

Lesiones que han sido causadas por organizaciones habitualmente avaladas por el Estado de Chile y que justamente este aval les provee de inmunidad, impunidad y coraza frente a cualquier investigación que pretenda realizarse (la emblemática Colonia Dignidad).

Inmunidad significará, que literalmente la secta equis –si lo desea- podrá matarlo.

h) Agresividad a iglesias tradicionales, tales como profanaciones de templos y de lugares significativos para entidades cristianas.

Aquí lo que corresponde es aplicar todo el peso de la ley por daño a la propiedad pública o privada.

Volvemos a insistir en la inexistencia de las supuestas ´iglesias tradicionales´, la antigüedad o número de fieles no garantiza en absoluto la calidad y/o el respeto a los acuerdos sociales por parte de líderes o acólitos. Más bien la historia nos da pruebas fehacientes de las más horrorosas conductas por parte de algunos o muchos de estos supuestos grupos "´religiosos´ tradicionales.

Para expresar lo que sucede en nuestros días, copiamos comentario anterior:

´No nos parece válido hablar de ´organizaciones religiosas tradicionales´, poniéndolas inmediatamente fuera de todo cuestionamiento (proveyéndolas de un seguro escudo para eventuales investigaciones), en circunstancias que dentro de éstas se encuentran y tienen existencia algunos de los más peligrosos “grupos con comportamiento destructivo” a nivel mundial.

Éste es un punto fundamental a tener en cuenta para un adecuado entendimiento, toma de alcances y de la real magnitud del problema: el asunto sectario y su accionar es un asunto de comportamientos, no de creencias y los comportamientos destructivos se presentan en todo tipo de agrupaciones humanas, entre éstas las ´religiosas´.

Calificar como ´secta´ a un grupo por su condición de disidencia de las grandes organizaciones ´tradicionales´ o por la ínfima cantidad de miembros no sólo es errado sino parcial.

Para una sociedad laica no es importante lo que se cree pues esto está y debe permanecer dentro de la esfera privada, lo que le/nos importa es lo que se hace/hacemos y este hacer debe generarse dentro de los acuerdos consensuados que hemos construido para un existir civilizado.

El estatus religioso de una persona o grupo debe ser considerado siempre como un agravante en la comisión de hechos delictuales y nunca como una disminución en la gravedad de los hechos. ´

Agregamos que el usar como “chivo expiatorio” a alguno de los pequeños grupos sectarios, será siempre la excusa para volcar la mirada pública fuera del accionar de los grandes grupos, normalmente intocables.

Puede verse acciones de este tipo en relación a reconocidos ´carteles de la droga´ de poblaciones marginales; pero jamás se investigará a los grandes carteles del ´barrio alto´, por poner sólo un ejemplo entre muchos otros de nuestro patético país.

i) Prácticas de profanaciones de cementerios, de sepulturas; prácticas de necrofilia y de necrofagia y suicidios colectivos e individuales, para lo cual citan los casos de la ciudad de Coronel en 1992, en donde tres muchachos se autoinmolaron por fuego, y de Punta Arenas, en donde hubo hace algunos años varios suicidios de jóvenes estudiantes que se relacionaron con su pertenencia a grupos satánicos.

No se menciona los asesinatos rituales, los que son una práctica habitual en el mundo y también en chile; no deja de ser interesante mencionar que en Chile cada año desaparecen 400 personas sin dejar rastro y sin que la policía pueda explicar su paradero.
Una cosa es no sembrar alarma pública innecesaria, la otra ocultar al Pueblo lo que realmente está sucediendo bajo sus narices.

La gravedad de las acciones de los grupos con comportamiento destructivo exige una política de estado para enfrentar el problema y no las acciones des-concertadas de los burócratas del Estado.

A fines del 2007, el editor del texto ha tenido experiencias directas con el Ministerio Público chileno; en donde ha podido darse cuenta de que a varios años de evacuado el Informe por la Cámara de Diputados y hechas serias recomendaciones en éste al respecto de los estamentos de la Justicia, sus fiscales siguen ignorantes acerca de la gravedad del tema.

Literalmente me ha dicho uno de éstos: ´Si una mujer lo desea –una esposa cualquiera por ejemplo- se puede ´acostar´ con 10 hombres…´,

Preguntamos: y si ella participaba de una “escuelita” y en ésta han usado escopolamina, más métodos hipnóticos y control mental, por ejemplo?

¿No será lo correcto hacer análisis de uso de estupefacientes y peritajes psiquiátricos especializados?, ¿no es la ciencia la que debe asesorar a la justicia y no la “creencia”?

Que, toda la información obtenida y analizada es concluyente en cuanto a que en el campo de las sectas religiosas se evidencia la existencia de graves lesiones de las libertades individuales y sociales básicas, como lo son la libertad de conciencia, de religión, de culto, la violación de la moral y buenas costumbres y una clara vulneración del orden público.

¿Por qué entonces los estamentos del Estado no defienden los Derechos de las víctimas?

Que, de igual forma, son numerosas las garantías y derechos constitucionales que son violentados por este tipo de sectas que, en definitiva, utilizan el campo de las libertades de las personas para finalmente destruirlas.

¿Por qué el Estado de Chile se muestra incapaz de defender estas Garantías, Derechos y Libertades?

Aquí el asunto a destacar es que en Chile (y en muchos otros países) no existe estado de Derecho, vivimos en una pseudorepública y pseudo democracia.

Los funcionarios son amedrentados y actúan bajo coerción irresistible.

Que, en esta preocupación por el tema, no se trata de iniciar una especie de “caza de brujas”, sino de ejercer responsablemente el deber de proteger a los individuos y a la sociedad -educándolos y sensibilizándolos- de riesgos reales que, lamentablemente y al parecer, sólo son motivo de preocupación cuando aparecen en primer plano situaciones que generan conmoción nacional, como lo son los casos de suicidios colectivos, trata de blancas, abuso de menores, prácticas de torturas, etc.

¡POR QUÉ NO SE MENCIONA A LOS asesinatos rituales Y LAS 400 PERSONAS DESAPARECIDAS CADA AÑO EN CHILE?

Que, el fenómeno social de la existencia y actividades de sectas religiosas destructivas en la sociedad chilena, según los expertos, es de una evidencia incontrarrestable.

Que, el impacto negativo de las “propuestas” sectarias respecto de las conductas individuales y colectivas debe ser materia de preocupación responsable por parte del Parlamento, en especial cuando su papel investigador puede convertirse en un medio positivo para contribuir y educar sobre un tema que impacta a diversas sociedades y, particularmente, a la nuestra.

Dificilmente sectarios investiguen a otros sectarios; el cuerpo político responde sólo a quienes los han posicionado allí: sus amos son los ´poderes fácticos´…

Es como si usted tratara de levantarse a sí mismo, jalándose de los cabellos…. es físicamente imposible.

Que, el suicidio colectivo de Guyana, con Jim Jones a la cabeza; el suicidio colectivo de Waco (Texas), con el fanático David Koresh, que lo indujo; el suicidio colectivo de la secta “Puerta del Paraíso” en California, con Marshall Applewhite animándolo; el suicidio colectivo último sucedido en África; así como los abusos sexuales con mujeres y niños o las profanaciones de tumbas, iglesias y lugares religiosos cristianos, estos últimos ocurridos en nuestro país, son, a título ejemplar, argumentos suficientes para convocarnos a una preocupación analítica responsable e ineludible.

Nuevamente se habla aquí de ´suicidios colectivos´, en circunstancias que en los casos masivos mencionados se trató de masacres disfrazadas como suicidios.

¿Por qué no se menciona aquí a la Colonia Dignidad y las aberraciones cometidas en su interior por más de 40 años?

¿Por qué no se menciona que siendo ´Dignidad´ un paraíso de pedofilia, por su interior pasaron algunos de los más conspicuos miembros de la sociedad chilena, entre éstos: políticos, miembros del Poder Judicial y miembros de “religiones" tradicionales?

Que, desgraciadamente, en Chile no existe una entidad multiprofesional especializada en la investigación de las sectas religiosas. Por ello, esta iniciativa parlamentaria puede ser la base para promover una atención permanente del Estado sobre este tema, como ya ha sucedido en diversos parlamentos de países europeos y americanos.

Una entidad multiprofesional abierta, horizontal y democrática que responda a la sociedad y la defensa de los Derechos del Hombre.

Entidad que deba responder a observadores internacionales imparciales que garanticen su accionar, probidad y ecuanimidad.

Que, en mérito de los antecedentes expuestos y de conformidad con las disposiciones legales y reglamentarias pertinentes y los artículos 297 y siguientes del Reglamento de esta Corporación,
La Cámara de Diputados acuerda:

Crear una Comisión investigadora a fin de establecer si los organismos públicos correspondientes han cumplido o no han cumplido su cometido en cuanto a velar por que la Corporación Centro de Estudios Tibetanos, cuya personalidad jurídica se concedió mediante decreto Nº 902, del Ministerio de Justicia, de 10 de agosto de 1988, no promueva, induzca o realice actividades que vulneren las normas que autorizaron su formación, las disposiciones de sus estatutos, las leyes, el orden público o las buenas costumbres, como también si los antecedentes que se recopilen en la Comisión pudieren ser constitutivos de ilícitos que deban denunciarse a la autoridad respectiva.

Habitualmente los organismos públicos no realizarán ningún control sobre sus autorizados, limitándose éstos a una revisión de cuentas y balances, no pronunciándose sobre actividades o actos que afecten a lo civil y/o penal.

Difícilmente algún funcionario se atreverá a denunciar o a iniciar acciones en contra de una corporación cualquiera; no es menor el hecho de que los funcionarios forman parte de “corporaciones” que ejercen férreo control sobre sus miembros, existiendo y teniendo normal existencia en los organismos del estado “grupos con comportamiento destructivo” de raíz política o ideológica que ejercerán su poder usando de las herramientas físicas y económicas que les provee el Estado.

“Sectas destructivas” amparadas por lo establecido; he aquí un hecho preocupante y que debería ser considerado como un importante elemento en los casos generales que deba manejar el Consejo de Defensa del Estado.

El asunto grosso modo es que los estamentos del Estado están bloqueando sistemáticamente en sus denuncias a las víctimas de "grupos destructivos" que cuentan con alta "protección".

Y surge una pregunta:

¿Quién controla a quienes deben defendernos?

Asimismo, investigar el funcionamiento e instalación en Chile de sectas religiosas de perfil destructivo, recabando toda la información de las autoridades pertinentes, al objeto de efectuar un diagnóstico de la realidad que vive el país en esta materia y formular proposiciones de carácter legal, administrativas u otras que se estimen convenientes, a fin de enfrentar, mediante la aplicación de una política de Estado, la existencia de tales organizaciones, cuyas acciones impactan a numerosas sociedades, entre ellas la nuestra.

Difícil tema a enfrentar: la gran mayoría de los más peligrosos “grupos con comportamiento destructivo” con presencia mundial funcionan en Chile con aval del Estado, habiendo conseguido el reconocimiento oficial ya sea por lobbystas dentro de los círculos de poder en tiempos de los fenecidos gobiernos de facto como bajo supuestas e inexistentes democracias.

Dichos lobbystas o protectores siguen/seguirán ejerciendo acciones para asegurar la permanencia de sus protegidos.

En la práctica nadie tocará a un grupo como estos mencionados, un ejemplo:

Nueva Acrópolis/Fundación Hastinapura , secta ´neofascista y paramilitar´, según el informe del parlamento europeo. (debido a presiones ilícitas de desconocidos, a inicios de marzo-2009, esta Web ha sido bajada de los servidores de Galeon - Hispavista; sin dudas una violación al Derecho Garantizado a la Libre Expresión. Habiendo sido informados organismos internacionales de DDHH, Reporteros Sin Fronteras, así como la Oficina de Asuntos Religiosos - Chile, a través de la Comisión Defensora Ciudadana, sólo el mutismo ha sido la respuesta colectiva.)

Secta que en el año 2007, sorprendentemente ha logrado el reconocimiento de la O.E.A. como organismo consultor educacional.

Sería muy interesante que el Consejo de Defensa del Estado se hiciera parte en una investigación al grupo y en el papel que los ciudadanos José Miguel Insulza y Ricardo Lagos Escobar habrían tenido como lobbystas en este reconocimiento.

Creemos que muy difícilmente fructificarán iniciativas de carácter legal al respecto, pues ´corporaciones´ de esta naturaleza suelen ser usadas por los más diversos actores del quehacer nacional para limpiar dinero proveniente de coimas, lobbys soterrados y otros dineros ilícitos.

La Comisión estará integrada por 13 diputados, designados en la forma que indica el artículo 214 del Reglamento de la Corporación, y tendrá un plazo de noventa días para cumplir con su cometido”.

II. INTEGRACIÓN DE LA COMISIÓN.

La Comisión quedó integrada por los siguientes señores diputados

Bustos Ramírez, don Juan;
Cornejo González, don Aldo;
Díaz Del Río, don Eduardo;
Espina Otero, don Alberto;
Galilea Carrillo, don Pablo;
Ibáñez Santa María, don Gonzalo;
Krauss Rusque, don Enrique;
Letelier Norambuena, don Felipe;
Longton Guerrero, don Arturo;
Luksic Sandoval, don Zarko;
Pollarollo Villa, doña Fanny;
Silva Ortiz, don Exequiel, y
Soto González, doña Laura.

Se designó como Secretario titular para atender su funcionamiento al Abogado Secretario de Comisiones don José Vicencio Frías.

Una vez constituida la Comisión, procedió a elegir Presidente al honorable diputado señor Alberto Espina Otero.

No es de menor importancia identificar la filiación político, religiosa o filosófica de los miembros de esta comisión o futuras comisiones; pues de manera habitual en lo político-social, la pertenencia a alguno de estos grupos, significará guardar lealtad/des lo que tenderá a disminuir la acción del individuo y su obligación con la nación en beneficio de la/s corporación/es que lo rige/en.

III. TRABAJO DE LA COMISIÓN.

La Comisión celebró catorce sesiones ordinarias y siete reuniones en Comité.

En el curso de estas sesiones, contó con la colaboración del cuerpo de taquígrafos para tomar la versión de las declaraciones de las personas invitadas o citadas por la Comisión de que se da cuenta en el Capítulo siguiente; con el objeto de recibir dichas declaraciones realizó audiencias tanto en Santiago como en Valparaíso.

Trabajó permanentemente asesorada por los expertos señores don Humberto Lagos Schuffeneger y don Jorge Precht Pizarro, quienes participaron activamente en el proceso investigativo, en los requerimientos formulados a las autoridades sobre el tema en análisis, en las audiencias de testigos y en los interrogatorios a que éstos fueron sometidos tanto por los señores diputados miembros de la Comisión como por los referidos asesores.

No es de menor importancia identificar la filiación político, religiosa o filosófica de los expertos de esta comisión o futuras comisiones; pues de manera habitual la pertenencia a alguno de estos grupos, significará guardar lealtad/des que tenderán a disminuir la acción del individuo y su obligación con la Nación en beneficio de la/s corporación/es que lo rige/en.

El profesor Humberto Lagos Schuffeneger es doctor en sociología de la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica; Licenciado en Derecho de la Universidad Complutense de Madrid, España; Licenciado en Ciencias del Desarrollo de Ilades; abogado, experto en temas del campo religioso, autor de diversos libros de esta especialidad publicados en Chile y otros países.

Don Jorge Precht Pizarro es Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales en la Universidad de Chile, Master of Law in International and Comparative Law por la Universidad Libre de Bruselas, Doctorado en Derecho en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica), Postdoctorado en Derecho Constitucional en la New York University, autor de obras jurídicas y de artículos en derecho en revistas nacionales y extrajeras, en especial sobre Derecho Eclesiástico del Estado.

Creemos necesario destacar que los principios y métodos que rigen el patrón de los ´grupos con comportamiento destructivo´ no es un tema culturalmente reconocido o que se encuentre dentro de los parámetros culturales habituales incluidos los círculos universitarios, si no que provienen y tienen origen en grupos que permanecen fuera de la sociedad común.

En el caso de la calificación académica de los expertos, probablemente ésta tenga importancia en cuanto a la perfección de los métodos y sistemas de investigación, de ninguna manera acerca de los grupos en sí mismos, pues sus leyes sólo pueden ser explicadas cabalmente desde el interior de éstos; de allí que en último término dependamos para esto de desertores o rebeldes. los expertos nos darán siempre explicaciones; los desertores acciones y métodos concretos.


Se trajeron a la vista artículos de prensa, sobre las sectas religiosas, publicados en las revistas “Caras” y “Paula”, que se agregan como anexos Nº 1 y 2, al final de este informe.

Se requirió el asentimiento de la honorable Sala, con el objeto que se ampliara el plazo para informar acerca de la investigación encomendada por la honorable Cámara de Diputados, por 60 días a contar del 22 de noviembre de 2000. Por oficio del señor Secretario, se comunica que la honorable Cámara accede a dicha petición.

Más tarde solicitó nueva prórroga de plazo para emitir el informe final, lo que fue concedido por la honorable Cámara.

1. Personas que declararon ante la Comisión.

El señor ministro de Justicia, don José Antonio Gómez; el señor subsecretario del Interior, don Jorge Burgos; el jefe de la División Jurídica del Ministerio del Interior, don Carlos Mackenney; en representación del General Director de Carabineros, los generales Francisco Smith y Federico Schwerter; el coronel Luis Muñoz y el teniente Pablo Zeballos; el señor director general de la Policía de Investigaciones, don Nelson Mery; los funcionarios de ese servicio, detectives Rómulo Aitken Helles, Sol Castillo, Viviana Valdés, Tatiana de la Barra y Washington Ormeño; el señor jefe de la Dirección de Seguridad Pública e Informaciones, don Gustavo Villalobos; los asesores permanentes de esta Comisión, señores Jorge Precht y Humberto Lagos; el experto en sectas religiosas, sacerdote Francisco Sampedro; la señora María Pía Morales Mutis, la señorita María Pura y don Gonzalo, ambos de apellido Mutis Arce; los periodistas del Programa “Contacto”, de Canal 13 Televisión, Jaime Villa y Carolina Simpson; los señores Víctor Lermanda, Carlos Pérez de Hacha, Juan Cristóbal Barahona; María Elena Verdugo, Juan Pablo Torres, Álvaro Medina; Patricio Castro Gutiérrez, Juan Guillermo Prado, Juan Contreras Nocce, Alicia Aballay, Egidia Torres, Eliana Echeverría y su hija Claudia Vallejos; la presidenta del Centro de Estudios Tibetanos, doña Amanda Lorca; su secretario subrogante, don Francisco Diet; su tesorero, don Jorge Henríquez, y el directivo de esa entidad, don Fernando Bórquez.

No es de menor importancia identificar la filiación político, religiosa o filosófica de los que declararon a esta comisión o futuras comisiones; pues de manera habitual la pertenencia a alguno de estos grupos, significará guardar lealtad/des que tederán a disminuir la acción del individuo y su obligación con la Nación en beneficio de la/s corporación/es que lo rige/en.

Texto completo del Informe de la Comisión Investigadora, Chile

VIDEOS SECTAS

Loading...